14 / 100

DOS BOTAS Y UN OBJETIVO

RUTA 5. LA MESA DE LOS TRES REYES (I)

Suena el despertador a las siete de la mañana. No es día de labor, pero sí de monte. Toca calzarse las botas para recorrer la travesía y echarse la cámara al hombro para poder contarlo otra semana más.

Mikel Urabaien Otamendi

rutas

Navarra

CIMAS

rÍOS

Un día y parte de la noche

Se necesita todo el día y parte de la noche para subir la Mesa de los Tres Reyes desde Belagua. Como nuestra intención es intentarlo mañana, hemos venido de víspera para dormir en el refugio Ángel Olorón y, de paso, para subir los montes Lakora (1.877 metros) y Arlas (2.044).

Hiru Erregeen Mahaia Belaguatik igotzeko egun osoa eta gauaren zati bat ere behar izaten da. Gure intentzioa bihar hori saiatzea denez, bezperan etorri gara Ángel Oloron aterpetxean lo egitera eta, bide batez, Lakora (1.877 metro) eta Arlas (2.044 metro) mendiak igotzera.

Viento, nieve y frío

Desde la cima del Lakora empezamos a dibujar el duro camino de mañana. Los vientos huracanados, la nieve y el frío no nos pondrán nada fáciles los 25 kilómetros de ida y vuelta. Normalmente se suelen hacer en verano y en dos días.

Lakorako puntatik biharko ibilbide gogorra irudikatzen hasten gara. Urakan haizeak, elurrak eta hotzak ez dute batere erraza egingo 25 kilometroko joan etorria. Normalean udan eta bi egunetan egin ohi dira.

Piedra de San Martín

Una vez hemos bajado de Lakora, comemos y nos vamos al Arlas tras dejar el coche en la Piedra de San Martín.

Lakora jaitsi ostean, bazkaldu eta Arlas mendira abiatzen gara autoa San Martingo Harrian utzi dugularik.

Jona Mari, un ser mitológico

Después de dos horas, antes de que el sol se vaya, estamos de vuelta dejando atrás el imponente y precioso Auñamendi (2.507). Cuenta la mitología vasca que en él vive una ser llamada Jona Mari, que crea tormentas y fuertes vientos.

Bi orduren ostean, eguzkia joan baino lehen, bueltan gaude Auñamendi (2.507) izugarri zein ederra atzean utziz. Euskal mitologiak dioenez, bertan Jona Gorri izeneko izakia bizi da eta ekaitz edo haize bortitzak sortzen ditu.

Refugio y descanso

Al anochecer estamos en el refugio. Aquí se cena a las siete para descansar bien, madrugar e ir al monte.

Ilunabarrean aterpetxean gaude. Hemen zazpietan afaltzen da ondo deskantsatu, goizean goiz jaiki eta mendira joateko.

Alerta amarilla por viento

El despertador suena a las seis y media, porque el desayuno es a las siete y queremos tener todo listo para aprovechar al máximo las horas de luz. Hoy es el día para subir al punto más alto de Navarra, siempre que Jona Gorri nos lo permita, ya que las autoridades han activado la alerta amarilla por rachas de viento extremas.

Iratzargailuak goizeko sei eta erdietan jo du, gosaria zazpietan delako eta dena aldez aurretik prestatu nahi dugulako argi orduak ahalik eta gehien aprobetxatzeko. Gaur da Nafarroako punturik gorenera igotzeko eguna, baldin eta Jona Gorrik uzten digun, agintariek sekulako haize boladengatik alerta horia piztu baitute.

Rampas de vértigo

El camino está lleno de contrastes: el calor del sol y el frío del viento, o la tranquilidad de las llanuras y el vértigo de las cuestas.

Bidaia kontrastez beterik dago: eguzkiaren beroa eta hazieren hotza, edo lautaden lasaitasuna eta malden bertigoa.

Crampones y hielo

Lo que tienen en común casi todos los tramos del camino es el hielo y la nieve. Cada vez que acortamos el camino deslizándonos transformamos el cansancio en adrenalina.

Bidearen zati ia denek amankomunean dutena izotza eta elurra dira. Nekea adrenalina bihurtzen dugu beheraka irristatuz bidea mozten dugunero.

Exhaustos al collado

Pero cada vez que hemos ido hacia abajo, hemos tenido que ir hacia arriba el doble hasta llegar exhaustos al collado entre las dos cimas de la Mesa de Los Tres Reyes. Como en la leyenda, vienen rachas de viento tremendas desde el Auñamendi, que nos queda enfrente, por lo que resulta imposible subir seguros por la nieve.

Baina behera gindoazen bakoitzean, gero bide bikoitza gorantz egin behar izan dugu lehertuta Hiru Erregen Mahaiaren bi tontorren arteko mendi lepora iritsi garerako. Kondairaren antzera, gure parean dugun Auñamenditik haize bolada bortitzak datoz eta hauek elurretik segurtasunez igotzea eragozten digute.

Bajamos con frontales

A las tres de la tarde damos media vuelta. Llevamos linternas frontales en la mochila y somos conscientes de que las necesitaremos.

Arratsaldeko hiruretan buelta ematen dugu. Motxilan kopeta argiak daramatzagu eta jakin badakigu erabili behar izango ditugula.

Diseño y edición: Itxaso Mitxitorena