14 / 100

DOS BOTAS Y UN OBJETIVO

RUTA 8. PETRECHEMA

Suena el despertador a las siete de la mañana. No es día de labor, pero sí de monte. Toca calzarse las botas para recorrer la travesía y echarse la cámara al hombro para poder contarlo otra semana más.

Mikel Urabaien Otamendi

rutas

Navarra

CIMAS

rÍOS

La mejor panorámica

Entre las cimas de los Pirineos Occidentales, seguramente la que mejor panorámica tenga de toda la cordillera es la del Petrechema. Hoy vamos allí para aprovechar el día soleado.

Mendebaldeko Piriniotako gailurren artean, seguraski mendikatearen ikuspegi panoramikorik hoberena daukana Petrechema da. Guar bertara goaz egun eguzkitsua aprobetxatzeko.

Partida desde Linza

Hemos salido del refugio oscense de Linza, a 1.320 metros de altitud. Desde el principio está claro que hoy pisaremos sobre terreno blando durante todo el camino, porque ayer nevó y los copos cubrieron el hielo de debajo con una suave capa.

Huescan dagoen 1.320 metroko altitudeko Linzako aterpetxetik atera gara. Hasieratik argi dago gaur zoru biguna zapalduko dugula bide osoan zehar, atzo elurra egin baitzuen eta malutek azpian dagoen izotza geruza leun batez estali zuten.

El precipicio es un mirador

Vamos aligerando los pasos gracias a las huellas que han dejado los montañeros que pasaron antes que nosotros. Al llegar al collado entre Ansabere (2.254 metros) y Sobarcal (2.257 metros), el camino se divide: a la izquierda queda la subida y recto, una senda que conduce hasta el precipicio frente a nosotros que sirve como mirador.

Gu baino lehenago pasa diren mendizaleen oinatzei esker pausuak arintzen goaz. Ansabere (2.254 metro) eta Sobarcal (2.257 metro) mendien arteko lepora iristerakoan, bidea bitan banatzen da: ezkerretik igoera dugu eta zuzen, aurrez aurre dugun behatoki moduko amildegirantz doan zidorra.

Vistas del mar Cantábrico

Tras superar un desnivel de casi 1.050 metros y a punto de llegar a la cima, vemos el mar Cantábrico hacia el norte, entre la Mesa de los Tres Reyes (2.446 metros), la Col de Lhurs (2.325) y Peñablanca (2.385).

Jomugatik ia 1.050 metroko desnibela gainditu eta dagoeneko tontorrera iristear gaudela, Kantauriko itsasoa ikusten dugu iparralderantz begiratuz gero, Hiru Erregeen Mahaia (2.446 metro), Col de Lhurs (2.325 metro) eta Pene Blanque (2.385) mendien tartean.

Cima a 2.371 metros

Hemos llegado a la cima, que está a 2.371 metros. Hacia el este, la división del horizonte entre cielo y tierra la conforman centenares de puntas afiladas a lo lejos, porque en esta dirección no hay ningún monte cerca que por ser más alto nos tape las vistas. Entre los que tienen mayor altitud identificamos el Midi d’Ossau (2.884 metros), Anayet (2.507 metros) o Collarada (2.883 metros), con cumbres superiores a los 3.000 metros de fondo.

2.371 metrotan dagoen Gailurrara ailegatu gara. Ekialderantz, zeruertzaren ortzi eta lurraren arteko muga ehunka punta zorrotzek urrunean banatzen dute, norabide horretan ez dagoelako bista estaltzen digun mendi altuagorik hurbil. Garaiagoak direnen artean, Midi d’Ossau (2.884 metro), Anayet (2.507 metro) edo Collarada (2.883 metro) identifikatzen ditugu, atzekaldan 3.000tik gorako tontorrak dituztelarik.

Ansabere, las paredes verticales

En frente, a escasa distancia pero separadas por una caída de 300 metros, tenemos las Agujas de Ansabere, unas de las paredes más difíciles de escalar de todo el Pirineo. En 1923, un joven de 19 años llamado Armand Calame consiguió hacer cima por primera vez. En la subida, su compañero Lucien Carrive, alpinista de 31 años, murió porque se le rompió la cuerda de cáñamo y cayó al vacío. A pesar de ello, Calame siguió hasta llegar arriba, pero por desgracia se desprendió en la bajada y también falleció, mientras los amigos de ambos jóvenes contemplaban lo ocurrido desde la cima del Petrechema.

Gure parean, Petrechematik distantzia oso eskasera baina 300 metroko aldats batek banaduta, Ansabereko Orratzak ditugu, Pirionioetan eskalatzeko paretarik zailenetarikoak. 1923an, Armand Calame 19 urteko mutilak gailurra heldu zuen lehen aldiz. Igoeran, bere kide zen Lucien Carrive 31 urteko mednigoizaleari kalamuzko soka haustearen ondoriozi zitzaionean erori eta hil egin zen. Hala eta guztiz ere, Calame goraino jarraitu zuen, baina zoritxarrez jaitsieran erori eta zendu zen baita ere, bi gazteen lagunek Petrechemako gailurretik gertatutakoa ikusten zuten bitartean.

Al fondo, los Alanos

Al sur, podemos ver varios montes que se lograron subir antes que las paredes más complicadas. Entre ellos destaca la sierra de los Alanos, que supera los 2.300 metros.

Hegoaldean, pareta zailenak baino lehenago igotzen lortu ziren hainbat mendi ikus ditzazkegu. Horien artean, 2.300 metroko garaiera gainditzen duen Alanoen mendizerra da nagusi.

Por la cresta oeste

El camino de vuelta, sin embargo, lo haremos por el oeste, a través de la cresta del Petrechema. Desde aquí se diferencian las cimas nevadas de la Kartxela (1.982 metros), Otsogorrigaina (1.923 metros) y el Orhi (2.019 metros).

Bueltako bidea, ordea, mendebalderantz eginen dugu, Petrechemako gandorretik. Hemendik Kartxela (1.982 metro), Otsogorrigaina (1.923 metro) eta Orhi (2.019 metro) elurrez estalirik desberdintzen dira.

Entre la luna y el sol

Hemos levantado la vista por los cantos de las Chovas. Arriba ha salido la luna, y con ella el sol está a punto de esconderse, aunque ya hemos llegado a los bosques del entorno de Linza.

Belatxingen kantuengatik ibista altxatu dugu. Goian ilargia atera da, eta honekin batera eguzkia ezkutatzear da, baina dagoeneko Linza inguruko basoetan gaude.

Vuelta del camino a la sombra

Mientras los últimos rayos del atardecer iluminan el Txamantxoia (1.941 metros), nuestro camino se ha quedado en sombra. ¿Ese monte será nuestro próximo destino?

Ilunabarraren azken eguzki izpiek Txamantxoia (1.941 metro) argitzen duten bitartean, gure bidea itzalpean geratu da. Mendi hura izango ote da gure hurrengo helmuga?

Diseño y edición: Itxaso Mitxitorena